Boda Miguel i Lourdes

Hola!! Por fin es VIERNES!!!

Estrenamos la nueva sección del blog que he bautizado "En tu DiaB" y puedes encontrar todos los post en la pestañita del menú que tiene ese nombre :)

Me hace ilusión presentar la sección con la boda de Miguel i Lourdes, ella es mi compañera de trabajo y ambos ahora son amigos nuestros.

Ella nos cuenta, sentimiento a sentimiento cómo fue el día de su boda ¡¡Atentos!!

¡Hola! Soy Lourdes y voy a contaros brevemente como fue mi GRAN Día B.
En primer lugar me gustaría informaros de que yo nunca he querido casarme!! Soy bastante tímida y me daba pánico que llegara ese día.
A mi marido (aún no me he acostumbrado a decirlo y este Domingo es nuestro primer aniversario) si que le hacía mucha ilusión así que después de... 13 años! Nos decidimos a dar el gran paso.

Siempre había escuchado que casarse era un quebradero de cabeza "no será para tanto" pensaba siempre que lo escuchaba, yo con casi dos años de antelación estaba convencida de que tenía tiempo más que suficiente.
 
Pues no! Nunca hay tiempo suficiente.
 
Así que, comencemos con los preparativos: Cuando empezamos a planificar nuestra boda solo teníamos dos cosa claras; no queríamos que nuestra boda fuera la “típica” boda, esas a las que vas y cuando estás en el primer plato estás deseando que bailen el “Vals” para salir pitando. Otra cosa que teníamos clara era la temática, queríamos una boda muy Valenciana, ya que el salón El Nou Racó así lo requería, también lo elegimos porque tanto Miguel como yo hemos trabajado fuera y es solo en estas circunstancias cuando realmente lo hechas de menos y es que “La terreta tira molt!”.

Para mi personalmente los preparativos los recuerdo con un sabor agridulce, me encantaba ir a mil sitios y ver mil cosas, pero el mes antes de la boda fue algo agotador, todas las noches acabábamos cenando a las 12 de la noche pero como contaré mas adelante, el resultado mereció realmente la pena.

​¡Por fin llegó el día, el tan esperado día!  
 
Me levanté a las 10 para ir a la peluquería y... al asomarme por la ventana, se cumplían las expectativas, llovía a cántaros!
Era la predicción que como toda novia esperas que finalmente no se cumpla, pero sí, llovió.
Cambio de planes! La ceremonia que estaba pensada para el aire libre tuvo que trasladarse a una sala del Nou Racó. Pero esto lo dejo para mas adelante...
Cuando volví de la peluquería no me lo podía creer! Era el gran día y me encontraba tranquila, relajada, todo sucedía con normalidad, la verdad es que pasas tanto tiempo preparándolo que es difícil que algo falle a última hora.  
 
 
 

A las 4 llegó KiKa Gallego, mi maquilladora, os la recomiendo cien por cien, ya no por el resultado final que era espectacular, sino por su carácter, te transmite calma, sosiego y tranquilidad que es lo que una novia necesita.
A las 5 llegó Tomas Badia, mi fotógrafo. Empezamos con las fotos, sin darme cuenta ya estaban en mi casa los primeros invitados, amigos, el momento se acercaba...
 
 
 
 
 
 

 Todo sucedió muy rápido, en un abrir y cerrar de ojos me encontraba en el Nou Racó, esperando a que Emma (la coordinadora) nos diera luz verde para el gran momento: LA CEREMONIA.
 
 


Os tengo que confesar, que durante todo el día había estado muy tranquila pero entre los cambios de última hora y que no sabía nada de la ceremonia empezaron a flaquearme las fuerzas.

Habíamos alquilado un piano, aprovechando que mi primo sabe tocarlo y al oír los primeros acordes antes de entrar casi se me saltan las primeras lágrimas.

De repente se abrió la puerta y la sensación de ver a toda tu gente es indescriptible! Solo necesitaba ver la cara de felicidad Miguel y a partir de ese momento volvió la calma y sosiego. La sala había quedado preciosa, nos habían preparado una sala con unos grandes ventanales con vistas a la Albufera, de este modo mientras se celebraba la ceremonia y como la lluvia nos había dado una tregua pudimos disfrutar de la puesta de sol.

 

En cuanto a la decoración me colocaron todo lo preparado para la ceremonia exterior, incluso tres balas de paja que habíamos llevado nosotros que utilizamos para sentarnos. Al final de la sala nos colocaron dos cestas con saquitos de arroz de colores que también preparamos nosotros.

Seguidamente empezamos con la ceremonia, la habían preparado entre mi prima Ros y Ana, yo no sabía nada de lo que habían preparado, fue muy emotiva ya que entre medias leyeron mis primas Ruth y Eva y mi amiga Sara y al finalizar nos habían preparado el ritual de las velas.
 

 
 
 
 
 

Una vez finalizada la ceremonia unas fotos y... A celebrarlo!!
  
 
  

Como he comentado antes nuestra boda la organizamos pensando en todo momento en nuestros invitados, hoy en día asistir a una boda es un gran esfuerzo y no queríamos que la gente se quedara con mal sabor de boca, pues bien, aquí van todos los extras que preparamos para nuestro día:

En primer lugar hicimos un árbol de firmas, la gente dejaba su huella y se iba formando la copa del árbol.



Para nuestra entrada, intentamos hacer un video tipo “cine mudo”, donde contábamos nuestra historia y fuimos intercalando fotos de nuestra gente, nosotros desde fuera, esperando para entrar oíamos las carcajadas de nuestros invitados.
 

Para la ornamentación de las mesas elegimos mantelería negra, todo combinado con turquesa (mi color). Los centros los elegimos nosotros aprovechando que en el salón no entraban. Colocamos cámaras de fotos para que nuestros invitados nos hicieran partícipes de cada momento. Los meseros también eran personalizados, cada mesa tenía el nombre de algo típico de la Albufera (el ullal, la restinga, el salabre...) Colocamos tarjetas personales en cada plato y la minuta también iba acorde a los colores que utilizamos. 


 
En cuanto al menú para no salirnos de la temática intentamos también que fuera con productos de nuestra tierra: De primer plato elegimos ragout de bogavante, sorbete de mandarina, carrillada de segundo y de postre calabaza asada con helado de leche merengada (mas valenciano imposible).


Los detalles, después de muchos quebraderos de cabeza, conseguimos también que fueran elaborados en la Comunidad Valenciana, Vino de Calles para los hombres y mermeladas de sabores variados elaboradas en Castellón para las mujeres.

También, por mi parte quise sorprender a Miguel, ya que además de casarnos el día 20, el 21 era nuestro aniversario, así que una vez pasadas las 12 de la noche, lo sorprendí con una tarta y un regalo que no se esperaba...

 
Aunque en la broma de mis amigos no la organizamos nosotros (evidentemente) me gustaría mencionarla ya que se lo “curraron” un montón, la mayoría de los invitados participaban de una forma u otra, Gracias chicos!




Los muñecos de la tarta los compré por internet en Vasara y fueron estos...


Finalmente mi gran temor: El baile! Era uno de mis mayores quebraderos de cabeza, buscando y buscando encontramos uno por internet que nos encantó, no solo salían los novios, los amigos participaban y era genial para afrontar mi miedo escénico. Lo planteamos y aceptaron! ¿Lo mejor? No sólo fue el momento del baile, fueron los días de ensayo durante las noches de verano, cenamos, reímos, discutimos, y al final el resultado fue increíble. Gracias de nuevo a los que participasteis!


En la barra libre pusimos algo de chuches, para desempachar después de la cena! Y todos a bailar!!



 
 

Y hasta aquí mi experiencia como novia.

Agradecer sobretodo al salón el Nou Racó, porque nos dieron carta blanca para que hiciéramos lo que quisiéramos y en especial a Emma que estuvo a nuestro lado en todo momento.

A todas las novias solo os puedo decir que disfrutéis al máximo de ese día, es una experiencia increíble y pasa volando.

Yo tuve la suerte de poder compartir todos los preparativos con mi compi Diandra, sin saberlo pusimos las fechas y nos casábamos con un mes de diferencia!
Recuerdo esa época con mucho cariño, en el trabajo pasaban las horas volando, hablando de nuestras respectivas bodas, si tenéis la suerte de tener a alguien cercano a punto de casarse seguro que me entendéis.

Después vino el viaje, algo movidito, pero eso me lo reservo para la sección de Raúl.

Un saludo a todas las futuras novias!

Traje de la novia: Pepe Botella
Traje del novio: Josefina Huerta
Maquillaje: Kika Gallego
Salón: Nou Racó
Novios: Vasara
1Fotógrafo: Tomás Badia

¿Qué os a parecido esta preciosa boda Valenciana?
 
¿Os animais a publicar vuestra boda en el blog?
 
 


3 comentarios:

  1. Qué bonita boda la de Miguel y Lourdes (hola tocaya!!!). Qué ideal todo lo que hicísteis para amenizar la llegada de los novios, firmas en el árbol, el photocall, todo muy valenciano (la veritat es que la terreta tira molt!!!). Espectacular! Me gusta mucho esta sección!!

    Nuestro blog: Con la realidad en los talones

    un besote y gracias por enseñarnos esta bonita boda, Diandra! :D

    ResponderEliminar
  2. Vaya boda original! Me ha encantado el salón de la ceremonia y sobre todo el baile con los amigos, lo tuvisteis q pasar en grande ensayando! Muchas felicidades!!!

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena por la boda y que seais muy felices!! yo también voy a celebrar mi boda en Nou Raco, es un sitio que me enamoró nada más verlo, espero que todo salga bien. Mi menu será muy parecido al tuyo pues entre nuestras preferencias se encuentran el ragout y la carrillada. Que ganas tengo de poder disfrutar de ese día tan maravilloso para todas las novias y novios!! besos.

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar con tus comentarios en el blog!

 

Blogroll

redes sociales

Diandra Ruiz

    Pienso que no hay que vivir rápido sino intenso y yo lo estoy intentando ;)
    Soy feliz, extrovertida y maniática. Me gusta el color amarillo, las palomitas y las bodas. Si pudiera le daría la vuelta al mundo, pero no voy sola. Siempre comparto todo con mi marido.


  • Más sobre mi...